Pasión por el patinaje

BRENDA SALAZAR "Mex Roller Skater"

Pasión por el patinaje

La Historia de una entrenadora dedicada

Brenda inició su travesía en el mundo del patinaje a los 6 años, gracias a unos patines que le trajeron los Reyes Magos. Sin saber patinar, su entusiasmo la llevó a caerse y levantarse una y otra vez, impulsada por la velocidad y libertad que sentía al patinar. Comenzó a tomar clases de patinaje artístico sobre ruedas en el Parque Naucalli, donde rápidamente pasó de aprender a patinar a competir a nivel nacional, ganando competencias desde los 8 años.

Su disciplina fue constante. Cuando su entrenador se mudó a otro estado, su padre asumió el rol de entrenador para ella y su hermana. A los 16 años, Brenda se destacó en la Olimpiada Nacional de 2015, ganando oro y plata en la clasificación de pareja, y una medalla de bronce en solitario.

La pasión de su padre por el patinaje y su atención al detalle lo motivaron a convertirse en entrenador, tomando cursos en Italia, un referente mundial en el patinaje. Fundó una escuela de patinaje que lleva 11 años en funcionamiento en Naucalpan, Lomas Verdes. Brenda, su hermana y su mamá también son entrenadoras en el negocio familiar, cada quien en una disciplina distinta.

En México, la falta de infraestructura para patinar es un desafío constante. Entrenar en condiciones limitadas y competir en escenarios de mayor nivel presenta un reto adicional. Para los niños, el patinaje es una mezcla de juego y diversión. Ponerse un vestuario, maquillarse y patinar al ritmo de una canción favorita añade un toque mágico al deporte, combinando fuerza, disciplina y arte.

Con 18 años de experiencia y más de 100 medallas ganadas, Brenda es una atleta y entrenadora ejemplar. Actuaria de profesión, calificó para su primer mundial en 2021 en la categoría de Dance, tras entrenar arduamente en Francia. Ha viajado a Francia, Italia y Colombia para mejorar sus habilidades y prepararse como deportista de alto rendimiento, ya que en México falta impulso e infraestructura para el patinaje competitivo.

El patinaje le ha enseñado disciplina, constancia, y ha contribuido a su desarrollo integral. Brenda trabaja para que más niñas puedan competir a nivel nacional e internacional, y ella aspira a llegar al top 15 del mundo. Su mayor satisfacción es ayudar a las niñas a superarse y motivarlas a ser mejores.

Para Brenda, lo más importante es saber que todo esfuerzo suma. Alcanzar un sueño requiere hacer cosas diferentes y destacarse. Ella encuentra alegría en impulsar a las niñas a ser mejores patinadoras y personas.

Ella como tú, tienen una historia para contarnos, para inspirarnos, para motivarnos.

Regresar al blog

Mantente al día con su Instagram